La Asociación Americana del Pulmón defiende y recomienda las políticas que promueven un ambiente sin humo de segunda mano durante la pandemia del COVID-19 y en el futuro

La Asociación Americana del Pulmón recomienda a los legisladores adoptar políticas que promuevan un ambiente sin humo de segunda mano, cuando se modifiquen las órdenes de aislamiento en California durante la pandemia del COVID-19.

“La mejor protección contra el COVID-19 es seguir las instrucciones de los oficiales de salud pública relacionadas con el aislamiento social y de esta forma prevenir enfermedades respiratorias que puedan predisponer a las personas de los peores efectos del COVID-19”, afirmó el Dr. Timothy A. Morris, M.D. FCCP, médico voluntario de la Asociación Americana del Pulmón. Un componente importante de esto es garantizar que las personas no estén expuestas al humo del tabaco en sus hogares o en lugares públicos. Todos los estadounidenses merecen vivir, trabajar, estudiar y jugar en un ambiente libre de humo de segunda mano. Al implementar leyes y políticas que promueven comunidades libres de humo de segunda mano podemos:

  • Proteger a todos los trabajadores y clientes de los peligros del humo de segunda mano
  • Reducir la mortalidad y las enfermedades asociadas con el humo de segunda mano
  • Motivar a los fumadores a dejar de fumar
  • Reducir el número de personas que están comenzando a fumar

El fumar y vapear están asociados tanto con la inflamación pulmonar, como con la reducción de la función pulmonar. 1 El COVID-19 es una infección pulmonar que ataca los pulmones agresivamente y puede destruir células y tejidos pulmonares. 1 La inhalación de sustancias irritantes como el humo del tabaco y las emisiones del vapeo afectan la función pulmonar y causan un cierto grado de inflamación crónica en las vías respiratorias. 1 Fumar daña el sistema inmunológico y puede dificultar la capacidad corporal de enfrentar las enfermedades2, lo cual es especialmente importante si queremos protegernos de diferentes tipos de virus como el COVID-19.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la exposición al humo de segunda mano causa más de 7,000 muertes anuales por cáncer de pulmón.3 Estar expuesto brevemente al humo de segunda mano puede dañar las células y el revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que hace que seamos más vulnerables al cáncer, a las enfermedades cardíacas; 3 y posiblemente al COVID-19. El humo de segunda mano le causa daño a niños y adultos. La única manera de proteger completamente a los no fumadores es eliminando el humo del tabaco en los hogares, lugares de trabajo y lugares públicos.4

En San Diego no se puede fumar en los senderos naturales ni en las playas. Sin embargo, no todos los establecimientos han adoptado políticas completas y detalladas que promuevan un aire sin humo de segunda mano. Por ejemplo, en algunos lugares del condado de San Diego, como Poway, todavía existen restaurantes que permiten fumar en áreas al aire libre. Ahora que nuestros líderes están tomando acciones necesarias para proteger al público y el bienestar de nuestras ciudades, ¿Por qué no tratamos de ampliar las protecciones que promueven la salud y un aire sin humo de segunda mano para todas nuestras comunidades? A medida que las autoridades consideren la posibilidad de abrir restaurantes al público, las zonas al aire libre pueden ser consideradas como una opción atractiva. Los lugares públicos y los patios al aire libre deberían ser áreas libres de humo de segunda mano y de esta forma proteger al público y reducir el riesgo para las personas que tengan condiciones médicas preexistentes. 

Para más información sobre la salud pulmonar y COVID-19, visite Lung.org/covid19. Los periodistas que deseen una entrevista con un experto en salud pulmonar pueden contactarnos por medio de e-mail a [email protected] o llamar al 310-359-6386.

For more information, contact:

Bo Smith
310-359-6386
[email protected]

Better Breathers Club | Atrium Health: Cabarrus
Concord, NC | Mar 26, 2020
LUNG FORCE Walk
Burlington, VT | May 16, 2020