Teri G.

Teri G.'s headshot

Mi médica de atención primaria me habló de la prueba de detección (acerca de la cual yo nunca había oído) debido a mis antecedentes de fumador. Ella me sugirió que leyera al respecto y me decidí a hacérmela. Tuve la suerte de tener un centro MD Anderson Cancer Center cerca, así que todas mis prueba de detección y mi atención se hicieron en ese centro.

En mi primera exploración, se vieron tres nódulos pequeños, así que me programaron para otra exploración a los tres meses. La segunda exploración no mostró cambios, así que me dijeron que volviera en un año. Aparentemente, los nódulos pueden ser un montón de cosas y la mayoría de ellos no son cáncer. No le di demasiada importancia. Cuando fui para la siguiente exploración, un año después, uno de los nódulos había crecido y tenía un aspecto sospechoso. Mi neumólogo dijo que PODRÍA ser benigno, pero que era poco probable, y me derivó con un cirujano para una probable lobectomía (extirpación de un lóbulo de mi pulmón izquierdo).

Me reuní con mi cirujano, quien ordenó una exploración por TEP/tomografía antes de la cirugía, la cual se programó para un par de semanas más tarde. La prueba de detección fue tranquilizadora, ya que el nódulo sospechoso fue la ÚNICA cosa que se destacó. Mi cirujano pudo hacer un procedimiento de cirugía toracoscópica con video (cirugía torácica asistida por video), la que requirió tres pequeñas incisiones. Tuve una complicación menor (una fuga de aire debajo de la piel que me obligó a regresar al hospital durante un par de días para que se “desinflara”), pero fuera de eso todo fue genial, y volví a mi trabajo una semana después de que me dieran el alta definitiva del hospital.

Era un adenocarcinoma APENAS en estadio 1b, así que tuve la opción de no recibir tratamiento adicional. Me habían controlado los ganglios linfáticos y estaban limpios. Recién me hice la primera exploración de seguimiento de los seis meses y todo se ve bien. No me falta el aire ni tengo otros problemas. Me seguirán haciendo exploraciones regulares para asegurarse de que todo siga bien.

Estoy MUY contenta de que mi médica sugiriera la prueba de detección. Sin duda me salvó la vida; he hablado con muchos sobrevivientes que continúan luchando contra su cáncer porque no lo descubrieron hasta que ya estaba muy avanzado y con síntomas.

Publicado por primera vez: 5 de enero de 2018