Nancy K.

Nancy K.'s headshot

Por consejo de mi médico, yo me hacía exploraciones rutinarias de los pulmones. Mi madre murió de cáncer de pulmón por tabaquismo pasivo u otro factor desconocido; no era fumadora. Yo dejé de fumar en 1994.

Luego de una exploración de rutina, el médico me llamó y me dijo que la prueba de detección no era clara, o que no lo habían hecho exactamente como él quería, y que quería repetirlo lo antes posible. Luego me llamó para verme porque quería hablar acerca de los resultados de la prueba. Él me informó que iba a conseguir un experto para que los analizara porque quería ayuda para hacerlo y este experto sabría cómo hacerlo. Después de confirmar la lectura, el médico me recomendó una biopsia, la que confirmó que yo tenía cáncer de pulmón. Mi médico me recomendó que viera otro médico.

Comencé a ver a una nueva médica, quien era maravillosa y tan amable que me convencí de que ella no quería más pruebas ni opiniones. Mi nueva doctora era la única a quien vería a partir de entonces. Después de la operación, hecha en octubre de 2014, visité a mi médica en una visita programada de seguimiento. Tuve mucha suerte de que ella hizo la exploración y la operación. Mi atención post-operatoria ha sido tremenda. Mi familia y yo estamos tan agradecidos por la prueba de detección de rutina; de otro modo, no sé qué más habría pasado.

Publicado por primera vez: 30 de agosto de 2017