Diane A.

Diane A.'s headshot

Hola, me llamo Diane. Quiero urgir a todos los fumadores y exfumadores a que se hagan una prueba de detección de cáncer de pulmón. Esta es mi historia. Hace unos seis años, mi centro médico local ofrecía una tomografía de dosis baja de pulmones gratuita. Decidí que, como exfumadora que había fumado durante más de 40 años, me la debería hacer. En la prueba de detección aparecieron siete nódulos en diferentes lugares en ambos pulmones. Durante un par de años, mi neumólogo me ordenó repetir la exploración cada seis meses. Como nada cambiaba, empecé a ir una vez al año.

En junio, mi exploración anual mostró una nueva mancha que era muy preocupante. Una exploración con TEP de seguimiento determinó que era cáncer. La semana siguiente comenzaré con la radioterapia. Por suerte, lo encontraron en una etapa temprana y mi pronóstico es bastante bueno.

Agregaría que mi difunto esposo esperó hasta que su cáncer de pulmón doliera y ya era intratable; otros dos amigos fallecieron por esta enfermedad y a mi madre le costó medio pulmón.

Eso fue hace 15 años y cumplirá 89 en octubre. Otra historia exitosa de detección temprana. No tengo palabras suficientes para urgirlos a hacerse la prueba de detección. Estoy muy agradecida por haberlo hecho. No tengo dudas de que me salvó la vida.

Publicado por primera vez: 9 de agosto de 2017