Hispanos Sufren Más Por La Contaminación

Variados males se presentan en los vecindarios marginados de LA
laopininon
April 29, 2010

Asma, bronquitis y otras enfermedades graves es lo que respiran en comunidades marginadas de California, particularmente de Los Ángeles. Aquí, niños y ancianos de origen latino y afroamericano pagan un alto costo por vivir en el condado con el aire más contaminado de Estados Unidos.

Nueve de cada diez personas en condición de pobreza habitan en áreas donde la Asociación Americana del Pulmón reportó los mayores índices de polución, como Los Ángeles, Bakersfield, Visalia, Fresno, Sacramento, Hanford, San Diego y San Luis Obispo.

Según el Reporte del Estado del Aire de 2010, alrededor de 4.4 millones de residentes de escasos recursos viven en zonas con la peor calidad del aire, que es causada principalmente por la emisión de fuentes de transporte, refinerías de petróleo, puertos y plantas de energía.

"La exposición del aire contaminado provoca problemas enormes de salud, particularmente en jóvenes menores de 18 años, personas mayores de 65 años y gente que vive en la pobreza", señaló su directora ejecutiva en California, Jane Warner.

En los últimos dos años, Los Ángeles estuvo posicionado en el poco honroso primer lugar respecto a la contaminación de ozono en EEUU. Los 10 condados con el aire más sucio del país están en California, un estado donde este problema se observa durante más de 100 días cada año.

Sonal Patel, especialista del centro médico White Memorial de Los Ángeles, ha visto a diario los efectos de esa nube gris que a menudo cubre el cielo de esta metrópoli.

"Madres de pacientes que tienen asma me dicen: ‘Quiero que mi hijo tenga una vida normal y saludable’. No pueden salir a jugar muchas veces porque el asma empeora, especialmente en días en que la polución es elevada", dijo.

Anualmente, el ozono y partículas peligrosas de polución causan 19,000 muertes prematuras, 9,400 hospitalizaciones y más de 300,000 problemas respiratorios en el Estado Dorado, expone dicha organización.

Más californianos mueren por el problema de la contaminación del aire, indicó Warner, que por accidentes automovilísticos. De total de la población en este estado, dijo, más de 33 millones (91%), viven en condados que enfrentan ese problema ambiental.

La polución no sólo cobra vidas, sino que contribuye a mayores costos por el cuidado de la salud. Un estudio reciente de la corporación RAND concluyó que la cuota por la contaminación fue de $193 millones en visitas a hospitales y salas de emergencia entre 2005 y 2007.

Pese a la mala calificación que obtuvo Los Ángeles, la Asociación Americana del Pulmón celebró que ha reducido en un 25% sus índices de ozono en los últimos diez años, un período en que aumentó la población y la cantidad de autos en las carreteras.

"Incluso cuando hemos progresado, tenemos mucho trabajo por hacer", reconoció el alcalde Antonio Villaraigosa, durante la presentación del reporte. "Tenemos que mejorar la calidad del aire porque el futuro de los niños depende de eso", recalcó.

Debido a que los automóviles generan el 50% de la polución a nivel nacional, Ara Najarian, titular de la junta ejecutiva de Metro, hizo un llamado a los angelinos para que cambien sus hábitos de transporte. "Esa contaminación cobra una enorme cuota en la salud pública", comentó. "Metro es parte de la solución", insistió.

Para ver el reporte completo visite la página electrónica: www.lung.org.